Compostador de cocina

compostador de cocina
Biolan Bokashi - Compostador de cocina

¿Cómo usar un compostador de cocina? Cada año generamos toneladas de residuos orgánicos que podrían verse notablemente disminuidos con una sencilla solución. Sin excusas de falta de espacio, el compostador de cocina es la solución más cómoda para aprovechar los residuos orgánicos y conseguir un estupendo líquido fertilizante para nuestras plantas.

¿Qué es un compostador de cocina?

Un compostador de cocina se caracteriza por estar diseñado para su uso en interiores. También tiene un tamaño reducido para poder colocarlo fácilmente en el mueble de cocina, por ejemplo.

Hay que tener en cuenta que la mayoría de compostadores de cocina no están pensados para realizar todo el proceso de compostaje. Su función principal es la de conseguir a través de la mezcla de los residuos con un acelerador con microorganismos el llamado líquido lixiviado. Para un compostaje completo, se deberá disponer de una segunda compostera, preferentemente en el balcón o jardín para poder acelerar y ayudar al proceso gracias a una mejor ventilación.

Los vermicompostadores o compostadores de lombrices son de momento los únicos compostadores que podemos utilizar en la cocina que sí nos permitirían conseguir humus (residuos transformados en “tierra”) sin necesitar de otra compostadora.

Hay que buscar modelos específicamente diseñados para dentro de casa, ya que tienen especial cuidado de los olores. También, en muchos casos, traen microorganismos para acelerar el proceso de compostaje.

compostador de cocina
Skaza - Compostador de cocina

Modelos de compostador de cocina más interesantes de 2021

Aquí podéis ver algunos de los modelos más interesantes de este año. Podéis clicar los enlaces que os interese sin ninguna obligación de compra para poder ir a Amazon y ver las características detalladas y opiniones de cada uno:  

¿Qué ventajas e inconvenientes tienen los compostadores de cocina?

Seguramente te preguntes qué puede aportarte un compostador de cocina respecto a otro tipo y si se ajusta a tus necesidades. Aquí veremos algunas ventajas y desventajas:

  • Resulta comodísimo poder desechar los restos orgánicos allí donde se producen: en la cocina. Ésta es sin duda su mayor ventaja. Igualmente necesita de ciertos cuidados como riego o ventilación, según recomiende el fabricante.
  • Tiempo de compostaje. El tiempo de compostaje puede llegar a ser un poco mayor comparado con un compostador de exterior. Esto se debe a que la temperatura que se genera es inferior al no tocarle los rayos UV. También influye el tema de una menor ventilación, con lo que tenemos que ser más activos en este punto. El tiempo de compostaje si se hace todo bien suele rondar las 4 semanas. Existen modelos que hacen todo el proceso automáticamente y en menos tiempo, con un precio mucho mayor.
  • Tamaño. El tamaño es una ventaja e inconveniente a la vez. Por un lado, el hecho de tener un tamaño reducido nos permite colocarlo fácilmente en cualquier rincón de la cocina. Pero a su vez, el tamaño es a su vez bastante limitante respecto a la cantidad de materia orgánica que podremos procesar. Si vives solo o en pareja, pude ser una buena solución. Ahora, para una familia numerosa tal vez sería más recomendable combinarlo o substituirlo por un compostador de jardín o de terraza con mayor capacidad. Otro truco es comprar dos compostadores y mientras vamos llenando uno el otro va compostando.

 

  • Ventilación. La ventilación del compostaje será básicamente manual, al tratarse de recipientes cerrados y que por ello no la reciben por sí solos. Esto comporta una mayor compromiso por nuestra parte de ir removiendo con mayor asiduidad los restos orgánicos. Recordemos seguir siempre las instrucciones de cada fabricante. Existen modelos avanzados y por ello bastante más caros que realizan todo el proceso automáticamente.

 

  • Tanque fertilizante. Los modelos de cocina suelen tener un pequeño espacio separado en la parte inferior donde va a parar el líquido de compostaje. Este líquido es un fertilizante estupendo para nuestras plantas.
compostadora de cocina
Skaza - Compostador de cocina

¿Qué accesorios de compostador me pueden hacer falta?

Para poder manejar el proceso de compostaje hay varios objetos que nos pueden ser de mucha ayuda. No son imprescindibles pero desde luego merece la pena tenerlos si existe la posibilidad.

Filtro de aire. En principio no tienen porque generarse olores desagradables. Pero si este es un aspecto que te preocupa, puedes adquirir filtros de carbón activado para el compostador. Tienes más info en el apartado de accesorios de la web.

Aireador de compost. Para facilitar la ventilación del compostaje, es muy recomendable remover los restos que se encuentran en el compostador.

Pala. Para recoger el humus en la parte inferior del compostador cuando ha finalizado el proceso de compostaje y por fin se puede recoger el fruto de varios meses de espera.

Lombrices. Puedes adquirir las lombrices por separado para tu compostador. Asegúrate de cumplir los requisitos necesarios: aireado, con el porcentaje de cama adecuado y húmedo además de no colocar demasiada cantidad de residuos. Por cada kilo de lombrices podrás procesar unos 500gr de residuos al día.

Conclusión

El compostador de cocina es ideal para las personas que viven en pisos o casas sin balcón ni jardín pero quieren aprovechar sus residuos orgánicos para obtener un fertilizante líquido de estupenda calidad. También para aquellos que tienen balcón o jardín pero quieren realizar una primera fase de compostaje en la cocina y también poder obtener este líquido lixiviado. Para esto último hay que fijarse bien y comprar un modelo que tenga el tanque y dispensador para el susodicho líquido.

Recordemos que con la mayoría de compostadores de cocina solo lograremos una primera fase de compostaje de los residuos. Eso sí, obtendremos el líquido fertilizante para nuestras plantas. Para continuar con el compostaje necesitaremos de otra compostera en balcón o jardín para terminar de transformar los residuos en humus. La alternativa si queremos que todo el proceso se lleve a cabo en la cocina es optar por el vermicompostaje o compostador de lombrices.

La gran ventaja de utilizar estos compostadores de cocina sobre otros modelos es que es super cómodo poder dejar los residuos justo donde se generan. Así que si crees que no vas a generar un volumen enorme de residuos orgánicos diarios, esta puede ser tu opción más cómoda.